Revestimiento mural de vidrio lacado destinado al uso en interiores.
Colorglass es un cristal crudo cubierto en una de sus caras con pintura a base de agua, volviéndose un revestimiento mural versátil, de colores vivos y fácil mantención.


Se trabaja como cristal crudo. Una vez pintada 100% la lámina, ingresa a un horno a baja temperatura donde se adhiere la pintura especial al cristal.

– Tiene la gran ventaja de ser dimensionado en obra, permitiendo corregir cualquier error de medida en el proyecto.
– Se puede perforar y hacer destajes, sin embargo, no permite aplicar fuerza y peso directo.
– Producto de fácil mantención.
– Personalizable, ya que puede ser usado en variados colores.
 .